División de química básica

Amoníaco

¿Para qué sirve?
  • Su elevado grado de pureza lo hace idóneo para las utilizaciones industriales más exigentes: metalurgia, circuitos de refrigeración, producción de aminas, etc.
  • Intermedio en síntesis químicas.
  • Sistemas de refrigeración.
  • Productos de aislamiento, tintas y tóner, recubrimientos y disolventes para la eliminación de pinturas.
  • Agentes de extracción (NOx/SOx), neutralización, textil y nutrición.
  • Productos de limpieza.
  • Tratamiento de pulpa de papel, piel, madera, metales, goma y látex.
  • Industria eléctrica y semiconductores.
  • Adhesivos, sellantes, preparación polímeros y tratamiento del aire.
¿Sabías que...?
  • Su nombre fue dado por el químico sueco Torbern Bergman al gas obtenido en los depósitos de sal cerca del templo de Amón, en Libia, y viene del griego ammōniakón, que significa lo perteneciente a Amón.
  • La fábrica de Sabiñánigo es pionera en España en la producción de amoníaco, actividad que comenzó en 1923.
  • La rentabilidad de fabricar amoníaco se basa en el aprovechamiento integral del hidrógeno, subproducto de las electrólisis de cloro-potasa y clorato sódico del centro.
¿Dónde se fabrica?
Características técnicas

 


 

Buscador de productos

I más D

Tutela de producto

Centro de atención al cliente

Inicio