Ercros anticipa una pronta recuperación del actual ciclo descendente del sector químico y destina el 40% del beneficio a sus accionistas

  • Imprimir

Barcelona, 14 de junio de 2019. - La junta general ordinaria de accionistas de Ercros, que se ha celebrado hoy en Barcelona, ha aprobado todas las propuestas de acuerdo contenidas en el orden del día, entre las que destacan las medidas de retribución al accionista, cuyo importe total asciende a 18 millones de euros, que equivale al 40% del beneficio de 2018, que es el porcentaje máximo que prevé la política de retribución al accionista para ese ejercicio. En los últimos tres años, Ercros habrá desembolsado 47 millones de euros para retribuir al accionista y habrá reducido su capital social en más de 9 millones de acciones, lo que supone una reducción del 8% del capital inicial.

 

Han sido asimismo aprobados las cuentas anuales y el informe de gestión del ejercicio 2018. El presidente de Ercros, Antonio Zabalza, ha señalado que 2018 fue en su conjunto un año positivo gracias al excelente comportamiento de su primera mitad. Fue también el año en el que se ejecutó el cambio de tecnología en la producción de cloro-sosa, la ampliación de la capacidad de varias plantas productivas, y una sustancial reorganización de toda la compañía, que supuso el cambio de ubicación de 150 empleados y un rejuvenecimiento significativo de la plantilla. Y todo ello, apostilló Zabalza, “lo hemos conseguido sin alteraciones significativas en la operativa de la compañía y a la vez que obteníamos un beneficio de 45 millones de euros, superior en un 1% al del ejercicio anterior”.

Según Zabalza, Ercros está en estos momentos en una fase descendente del ciclo químico, que se inició después del primer semestre de 2018, causado –a pesar del mantenimiento de las ventas– por la erosión de los márgenes de los principales productos, que se vieron afectados por el descenso de sus precios de venta y por un aumento significativo de los costes variables de producción.

Sin embargo, para Zabalza, “2019 puede ser un año especial”. Ha reconocido que “la primera mitad del presente año pertenece a la fase descendente del ciclo” pero señala que “la segunda mitad no tiene porqué repetir la configuración adversa de precios de 2018”. Más bien al contrario, ha apuntado que el precio de la sosa da señales de repuntar otra vez y que el precio de la electricidad y el precio del EDC van a estar más bajos que el año pasado. Otro factor positivo, al que da mucha importancia, es la disponibilidad en la fábrica de Vila-seca de un nuevo electrolizador, que aumentará en 26.000 t/a la capacidad de producción de cloro- sosa y “elevará el margen de la compañía”.

Para el presidente de Ercros, “la fase descendente del actual ciclo químico puede tocar suelo a finales de 2019 o a principios de 2020. No estamos hablando de una crisis; sino de una fase descendente del ciclo, de una pausa que una vez concluida debería llevarnos otra vez a recuperar la tendencia estructural del sector químico”.

Cara al futuro ha asegurado que, a nivel mundial, “en el medio y largo plazo, por causa del ajuste tecnológico en la producción de cloro-sosa, el crecimiento de la demanda irá por delante del de la oferta y los márgenes volverán a crecer”. Según Zabalza, “Hemos realizado las inversiones adecuadas para incrementar nuestros volúmenes de producción, de modo que la recuperación cíclica nos permita alcanzar niveles de rentabilidad en línea o superiores a los vistos recientemente. Precisamente para esto hemos estando preparando a la compañía”.

Han concurrido a la junta 7.315 accionistas titulares de 78.974.341 acciones, que representan el 73,208% del capital suscrito.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.  Para más información consulte nuestra política de privacidad y aviso legal