Peaje energético y falta de competencia, principales causas del encarecimiento de la electricidad

10 de abril de 2014. - El presidente de Ercros, Antonio Zabalza, ha denunciado hoy el uso que ha hecho el Gobierno español de los peajes eléctricos como un instrumento para resolver los problemas presupuestarios, bajo la errónea convicción de que la industria podría soportarlo. Ha señalado también que el aislamiento del mercado eléctrico español y la limitada competencia por el lado de la oferta ha permitido a los generadores eléctricos trasladar a los consumidores industriales la totalidad de las medidas fiscales que les impuso el gobierno en diciembre de 2012.

Jornada foment energia

En el marco de un debate sobre el papel de la energía como factor de la competitividad de la industria, organizado por Foment del Treball, el presidente de Ercros ha puesto de relieve la importancia que tiene en el sector químico el coste de la energía respecto de los costes totales (cuantificado en el 40% en el caso de la industria del cloro) y, por tanto, su vulnerabilidad por pérdida de competitividad en función de la variación del precio energético respecto de otros mercados.

En la UE, en donde hay un mercado único para los productos finales pero no para la electricidad, hay una gran variabilidad de precios energéticos entre los Estados Miembros, situándose los de España en el segmento más alto de la zona. Según Zabalza, esto se debe a la intensa utilización del gobierno español del componente regulado de los precios energéticos (el llamado peaje energético) y a que el mercado de la Península Ibérica está aislado del resto de Europa.

El peaje energético ha sido, según el presidente de Ercros, el protagonista principal del encarecimiento del coste de la energía en los últimos años. Así, mientras que entre 2008 y 2013 el coste de mercado de la electricidad ha experimentado una reducción del 20%, empujado por la caída de la demanda, los peajes se han incrementado un 82%. “Claramente una parte significativa de la bajada del precio de mercado de la electricidad ha sido absorbida por el enorme aumento de los peajes” ha dicho Zabalza.

La estructura del mercado eléctrico en España, en donde hay pocos oferentes de electricidad y muchos demandantes, totalmente cautivos dentro del ámbito geográfico de la Península, es un factor adicional que juega en contra de la industria, ya que la hace particularmente vulnerable al traslado de los efectos económicos de cualquier medida impositiva.

El gráfico que se presenta a continuación demuestra la magnitud y la velocidad con la que los impuestos dirigidos a los generadores de electricidad han afectado a la competitividad de la industria desde mediados de 2012. En dicho gráfico puede observarse la evolución del precio de la electricidad en el mercado de futuros español (líneas azul y roja) y el alemán (líneas verdes y lila). Hasta mayo de 2012, el nivel y tendencia de ambos índices es prácticamente idéntica pero, a partir de esta fecha, el índice alemán continúa la tendencia decreciente mientras que el español aumenta, a pesar de la crisis, y abre progresivamente una brecha entre los dos índices, coincidiendo con la aprobación del paquete de medidas fiscales para hacer frente al déficit de tarifa.

Páginas desdeLa energía como factor de competitividad 10-04-2014

Todas las medidas contenidas en dicho paquete (impuesto sobre la venta de energía eléctrica, impuesto sobre hidrocarburos, canon de generación eléctrica e impuesto nuclear) estaban dirigidas a las empresas ofertantes del sector, pero en un mercado en donde la demanda no tiene alternativas de suministro, las empresas energéticas han sido capaces de trasladarlo rápidamente a las facturas de sus clientes, es decir a la industria.

Zabalza ha cuantificado el efecto de la legislación de las medidas fiscales de 2013 sobre el precio de mercado de la electricidad. En 2013 el coste de mercado de la electricidad fue un 20% inferior al del segundo semestre de 2008. Sin esta legislación impositiva (y su traslado a la industria) el coste habría sido un 37% inferior. Los 17 puntos porcentuales de diferencia es la pérdida de competitividad internacional que este paquete impositivo ha supuesto para la industria intensiva en el uso de electricidad.

btn news icona

Buscador de notícias

Archivo

Galeria de videos

Galería fotografica

Publicaiones

Formulario de contacto

Inicio