Ética

Disponemos de normas de conducta y adquirimos acuerdos voluntarios que refuerzan nuestro compromiso con la ética y la responsabilidad social

Ejercicio 2022

La ética en cifras

100%

Nuevos empleados que han firmado el código ético 

10

Auditorías internas

96%

Grado de cumplimiento del código de buen gobierno

16

Informes reputacionales sobre proveedores

Código de conducta ética

El código ético define las buenas prácticas que debemos cumplir en Ercros

Ercros aspira a que su conducta y la de las personas que trabajan en la empresa responda y se acomode, además de a la normativa, a principios ASG. El código de conducta ética contiene las normas a que están sujetos los consejeros, la dirección, la plantilla y el personal externo que trabaja en nuestras instalaciones. También exigimos a nuestros proveedores el cumplimiento de principios y normas de conducta ética.

Ligado al código ético, disponemos de un procedimiento, el canal ético, que establece el mecanismo por el cual se pueden presentar denuncias sobre presuntos incumplimientos de la normativa. El comité de cumplimiento, que depende de la comisión de auditoría, es el responsable de gestionar las denuncias presentadas y velar por el cumplimiento de las normas de conducta.

Todo el personal de Ercros ha recibido formación específica sobre el código ético
Todo el personal de Ercros ha recibido formación específica sobre el código ético
Bolsas con el logo de Ercros en la junta de accionistas 2022 (1)

El canal para presentar denuncias

El canal ético es la herramienta de que dispone Ercros para la presentación de denuncias sobre presuntos incumplimientos, fundados y significativos, de las normas incluidas en el código ético que cualquier persona advierta en el seno de la empresa, tanto si son ejercidos por otras personas para sí o para la empresa.

La comisión de auditoría, y por delegación el comité de cumplimiento, es la responsable de gestionar las denuncias que se presenten sobre posibles vulneraciones del código ético a través del canal ético. También es responsable de asegurar que las personas que accedan de buena fe al canal ético no sean objeto de represalia ni amenaza, y de salvaguardar la confidencialidad de los casos que tramita.